miércoles, 16 de enero de 2019

"ASTÉRIX: EL SECRETO DE LA POCIÓN". La mala educación

-Ignoro de que manicomio se ha escapado usted, ni de donde ha sacado esas absurdas ideas acerca de mí, pero lo que si es tristemente indudable es que no tiene usted ni puta idea de con quién está tratando.

"Superdetective en Hollywood" Martin Brest

En esta entrada pensaba contaros mis impresiones sobre "Astérix: El secreto de la poción", pero en vez de eso narraré la desgarradora historia de cómo amenacé a una madre en el cine delante de sus hijos.

Ir al cine un sábado por la tarde a ver una película de dibujos es un suicidio cinematográfico, porque sabes que la sala va a estar llena de niños dando la tabarra, pero simplemente no pudimos hacer hueco en otro momento, así que allí fuimos mi pareja y yo cruzando los dedos por tener la fiesta en paz.

Nuestros peores presagios se vieron cumplidos ya antes de que apagasen las luces, cuando un matrimonio cuarentón se sentó a nuestro lado con dos criaturas, un niño de unos siete años y una niña que no debía tener más de dos. Desde el primer momento la chiquilla dejó claro que no le interesaba la película. Aburrida, se puso a llorar llamando a sus padres, que decidieron darle un teléfono móvil para que se entretuviese. Pero nada funcionaba, cada cinco minutos la niña empezaba de nuevo a berrear y al cuarto de hora mi pareja le llamó la atención a los padres.

-¿Esa niña va a estar así toda la película?
-¿Qué pasa? -respondió el padre, como sorprendido de que alguien se quejase.
-Pues que no nos está dejando ver la película -dijo mi pareja.
-¿Y qué quiere que le haga? -preguntó el padre, como si su hija fuese un huracán contra el que no se podía luchar.
-Pues hombre, si está llorando todo el rato se salen fuera.
-No, no, no, no, no -El hombre parecía totalmente indignado ante tal sugerencia-. ¿Por qué nos vamos a salir fuera? Si he pagado la entrada.
-Y nosotros.
-Esto es una película para niños -sentenció la madre toda farruca.
-¿Y qué pasa? si no se calla la niña se van fuera y si no llamamos a los del cine.
-Pues corre, venga -dijo la madre desafiante-, llama a quien quieras.

Entonces se produjo un silencio de unos cinco segundos en los que parecía que la discusión se había acabado. La mujer debió tomarse aquel silencio como un triunfo y lo festejó insultado a mi pareja, primero llamándole subnormal para zanjar el asunto con un sonoro "gilipollas".

Habréis observado, tal vez con asombro, que me mantuve callada durante toda la movida. Los que me seguís desde mis inicios quizá recordéis las broncas épicas que relataba en mi primer blog. Broncas con mis jefas, broncas con autobuseros, broncas con ancianas que querían colarse... Yo soy una persona muy tranquila, pero tenía la mecha muy corta cuando alguien me tocaba los cojones. Ahora soy mucho más paciente. La maternidad es lo que tiene. Hoy en día cuando me veo inmersa en algún fregado de este tipo suelo dejarlo correr o si voy con mi pareja dejo que sea él quien hable. Es más diplomático que yo.

Pero incluso mi paciencia de madre tiene un límite y esa mujer lo sobrepasó al insultar a mi pareja. Ya no me importaba que la niña se portase bien o mal, no iba a quedarme sentada viendo la película al lado de una persona que había llamado gilipollas al amor de mi vida, el hombre con el que estoy criando a nuestras 17 hijas y que no protesta cuando pongo mis discos de Garth Brooks en el coche.

En otra época le hubiese devuelto el insulto, la discusión habría llegado a las manos y hubiéramos terminado rodando escaleras abajo hasta quedar pegadas al suelo por la grasa de las palomitas como dos moscas en una tela de araña. Pero ahora soy madre y además no tengo las cervicales para esas vainas. Así pues, lo que hice fue salir de la sala y buscar a algún empleado que me ayudase a vengar el honor de mi pareja, de René Goscinny y de Albert Uderzo.

Cuando sales a mitad de la proyección en un multicine el escenario es desolador porque no hay ni un alma por los pasillos. Tuve que ir hasta la tienda de refrescos y gritarle al chaval que estaba en la cocina para que alguien me atendiese. El chico dio el aviso y me dijo que aguardase en la sala. Yo me quedé en la puerta y al cabo de unos minutos apareció una empleada, también muy joven, a la que le volví a explicar toda la historia.

Juntas, volvimos adentro y cuando llegamos a la fila la chica le dijo al matrimonio que no podían estar molestando a los demás espectadores. La mujer, igual de farruca, insistía en que aquello era una película para niños y no pensaba marcharse si su hija se ponía a llorar. Al ver que no se podía razonar con esa gente, la empleada del cine bajó las escaleras para poner el caso en manos de algún encargado que cobrase más que ella. 

Mi pareja y yo la seguimos, pero antes de bajar, mientras me ponía la chaqueta, me coloqué delante de aquella mujer y le dije que si no estuvieran sus hijos delante se habría llevado un par de hostias. La tía se quedó totalmente paralizada unos segundos y cuando ya estaba a mitad de la escalera empezó a retarme "Venga, atrévete". "Ven conmigo y dímelo fuera", respondí mientras mi pareja tiraba de mí y la empleada del cine se sacaba una cápsula de cianuro del bolsillo. 

Entiendo que no debí amenazarla. No porque no se lo mereciese o porque estuviesen sus hijos delante. Con semejantes padres esos niños están perdidos, y ella no se cortó una cala a la hora de insultarnos, aunque estaban sus hijos delante. Pero al amenazarla ya le di una excusa para acusarnos de algo. 

Sea como sea, pasados los días y repasando el suceso con más calma diré que no me arrepiento de nada. Pero no vuelvo a una sesión con niños en la vida.

-Lo mejor:

·La gente del cine fue muy amable. Cuando salimos nos devolvieron el dinero sin problema y se disculparon 500 veces con nosotros.

·Va a sonar muy macarra, lo sé, pero llevaba toda la vida queriendo decirle a alguien eso de "Dímelo en la calle".

-Lo peor:

·Vamos a ver. Tengo tres hijas que cumplirán tres años en mayo. Me encantaría llevarlas conmigo a todas partes y darle descanso al tigre de bengala que nos las cuida cuando salimos, pero nunca se me ocurriría ir con ellas al cine, porque sé que no aguantan una hora y media mirando nada. El problema es que hay gente que se piensa que porque una peli sea de niños pueden soltar a sus hijos por la sala como si fuera una piscina de bolas. La gente no tiene consideración ninguna.

·Si seguís leyendo todo este tocho supongo que os habréis preguntado cuál fue la reacción de los demás espectadores. Pues nadie nos echó un cable, ni cuando protestó mi pareja, ni cuando volví con la empleada. Al revés, el único que abrió la boca fue para decirle a mi pareja que dejase de discutir. Al final parecía que los malos éramos nosotros por quejarnos. 

-Preguntas:

·¿Y cómo acabó todo? Pues no lo sé. Mientras nos devolvían el dinero uno de los encargados nos pidió que le contásemos lo ocurrido (por enésima vez) y cuando nos marchamos le vimos subir a la sala bastante cabreado, en compañía de un vigilante de seguridad. Me gustaría decir que el vigilante se parecía a Charles Bronson, pero no. Al menos me queda el consuelo de pensar que les terminaron echando.

·¿Qué sentido tiene llevar al cine a un niño de dos años, que ni se va a enterar de la peli, ni va a estar entretenido? ¿Castigarle?

·¿Y la peli? Pues sólo vi el primer cuarto de hora y tampoco pude enterarme de todo por culpa de la niña, pero la historia promete. Panoramix se rompe una pierna y decide buscar un druida joven que le sustituya cuando ya no esté. Basta con mirar el poster para ver que Panoramix tiene mucho peso en esta peli. Todo gira a su alrededor y por primera vez nos hablan de la sociedad de druidas. Además, el malo también es un druida renegado, así que los romanos no tienen mucho protagonismo en esta historia. Está bien que cambien un poco el tema y tengo fe en el resto de la película, aunque de momento lo que vi no me gustó tanto como "La residencia de los dioses".


Nota: ¿?

Alguna vez he llegado tarde a la sesión y he pillado la peli empezada (pocas veces, pero ha pasado). Sin embargo jamás en mi vida me había salido de una sala a mitad de película (si mi vejiga tuviera vida propia asentiría con solemnidad).

Sé que mucha gente va al cine a pasar el rato, como el que va a un bar o a pasear por un parque. Pero para mí es algo especial. No es que sea un evento como una boda o algo así, pero sigo yendo con una ilusión difícil de explicar. Además, entre unas cosas y otras cada vez voy menos y esperaba la peli de hoy con muchas ganas. 

He estado a punto de no escribir esto, porque aquí venimos a hablar de cine, pero quería desahogarme y explicaros por qué no he podido contaros mi opinión sobre "Astérix: El secreto de la poción mágica".

Algún día la veré, pero voy a dejar esta entrada así, para que quede constancia de lo maleducada que es la gente y de por qué cada vez más personas prefieren ver las películas en su casa.

Empezamos mal el año.

miércoles, 9 de enero de 2019

"TODOS LO SABEN". Telefilme de lujo

-¿Por qué iba a sospechar yo de ti?
-Bueno, porque toda tu familia sospecha de mí.
-¿De ti?
-¿O no te diste cuenta de cómo me miraban hoy en el desayuno?
-Bueno, si todos se preocupan por tu hija y lo único que dices es que la ayudará Dios, pues sí, sospechan de ti.

"Todos lo saben" Asghar Farhadi

Laura viaja con sus dos hijos desde Argentina a España para asistir a la boda de su hermana, que tendrá lugar en su pueblo natal, una villa en el norte de Madrid. Durante el banquete su hija adolescente desaparece, llegándoles poco después el aviso de que ha sido secuestrada. Mientras intentan reunir el dinero resurgirán una serie de viejos rencores familiares agravados por la sospecha de que los secuestradores son gente muy cercana a la familia.

"Todos lo saben" tiene uno de los repartos más vistosos del cine español reciente. Penélope Cruz es la sufrida madre de la secuestrada y Ricardo Darín su marido. Javier Bardem es un ex novio de Penélope Cruz y amigo de la familia. Bárbara Lennie es la novia actual de Bardem, Inma Cuesta es la hermana que se casa y Eduard Fernández un cuñado.

Pero lo más importante antes de ver una peli con tantas estrellas es saber la importancia de cada uno en la historia para no llevarse chascos como el que me he llevado yo. Así pues, lo primero que tenéis que saber es que Ricardo Darín no sale mucho y tarda más de una hora en aparecer. De este modo el peso de la peli lo llevan Penélope Cruz y sobre todo Javier Bardem, que se adueña fácilmente de la función. Luego Bárbara Lennie y Eduard Fernández también están muy presentes (bastante más que Darín) y si os mola mucho Inma Cuesta también os llevaréis un chasco, porque es la que menos sale.

Por lo demás, "Todos lo saben" mantiene la intriga sobre la identidad de los secuestradores y la veracidad del propio secuestro (¿Es una broma de la chica? ¿Es un montaje de sus padres para conseguir dinero?), de forma que se sigue con interés de principio a fin. Y esto es un triunfo, porque en realidad ni la parte de la investigación, ni el drama familiar son nada del otro mundo, pero aún así merece la pena echarle un ojo.

-Lo mejor:

·Javier Bardem y Bárbara Lennie. Él se convierte en el motor de la peli y ella me encanta siempre.

·La pelea de Penélope Cruz y Ricardo Darín en el coche también me gustó.

·El principio, antes de la boda, cuando se presentan a todos los personajes.

-Lo peor:

·No sólo es que Ricardo Darín salga poco, es que su personaje no mola demasiado. De hecho por momentos parece que sobra, que la peli habría sido mas fluida sin él.

·A parte de lo de Darín, lo peor de "Todos lo saben" es esa sensación de oportunidad perdida, de no haber aprovechado al máximo ni el reparto, ni la historia.

·Con esto último me refiero especialmente a la trama familiar. El padre, estupendo Ramón Barea, podría haber dado muchísimo más juego.

·Después de tanto rollo, la explicación de por qué le mandaban los mensajes a Bárbara Lennie es una chufa.

-Preguntas:

·Un ex novio de Bárbara Lennie ha salido quejándose de que no la han nominado al Goya pese a trabajar en varias de las películas más nominadas del año. Seguramente tenga motivos para protestar, ya dije que a mí ella me encanta, pero ¿no se da cuenta la gente de lo mal que queda cualquiera que se queja por no llevarse un premio?


Nota: 5,25



"Todos lo saben" tiene un gran reparto, un buen trabajo de Bardem y una intriga que impide que te aburras, pero cuando acaba te da la sensación de haber visto un telefilme de secuestros bastante sosito y un tanto pretencioso.

miércoles, 2 de enero de 2019

"FELIZ DÍA DE TU MUERTE". No sé quién me mató

-¿Sabes a qué me recuerda toda esta historia?
-Dime, ¿a qué?
-A "Atrapado en el tiempo". ¿Conoces la película?
-No me suena.
-Con Bill Murray.
-¿Quién es Bill Murray?

"Feliz día de tu muerte" Christopher Landon

Tree (diminutivo yanki de Theresa) es una universitaria prepotente y desagradable famosa en el campus por sus líos amorosos. El día de su cumpleaños comienza para ella con normalidad, despertando en la cama de un desconocido tras una noche de juerga y alcohol. La cosa se tuerce por la noche cuando es asesinada por un sujeto enmascarado mientras iba de camino a una fiesta sorpresa en su honor. Milagrosamente, Tree se despierta en la misma cama, el mismo día, siendo asesinada de nuevo por el mismo individuo. Así, se verá condenada a repetir su cumpleaños una y otra vez hasta que logre averiguar quién es su asesino, tarea complicada, pues la moza tiene más enemigos que un ratón de campo. Mientras resuelve el misterio Tree irá comprendiendo que no se puede ser tan hija de puta, convirtiéndose en mejor persona con cada nuevo día que le toca repetir.

Creo que se hace el mismo símil cada vez que se habla de esta peli, pero en realidad no hay mejor forma de describir "Feliz día de tu muerte" que como una mezcla entre "Atrapado en el tiempo" y "Scream". Y es que cualquier historia que trate de un individuo que repite el mismo día una y otra vez va a ser comparada inevitablemente con "Atrapado en el tiempo", pero a mí no me molesta. Me encanta esta idea, ya lo dije en "Al filo del mañana" y no me importaría que se convirtiera en un subgénero del cine fantástico, como las pelis de intercambio de cuerpos o las de viajes en el tiempo.

Pero claro, para que la idea funcione el día a repetir tiene que ser interesante. La peli de Tom Cruise consistía en ganar una batalla contra monstruos extraterrestres. En "Feliz día de tu muerte" se trata de resolver el asesinato de la protagonista, enmarcando la historia en una intriga de terror adolescente con muchas dosis de humor. Esto último me parece algo inherente al concepto de estar atrapado en el tiempo. Da igual que sea un soldado en una guerra alienígena o una adolescente en apuros, el protagonista siempre flipará con el bucle y esto dejará escenas cómicas sí o sí.

Centrándonos en la peli de hoy, quizá hayan llevado esto un pelín demasiado lejos. Y es que llegado a un punto, cuando la protagonista acepta el bucle y comienza a investigar, "Feliz día de tu muerte" nos deja varias escenas con un humor un tanto estúpido. Pero no es nada muy grave. Era el momento para definir el tono del filme y se agradece que opte por algo ligero. Así no te la tomas muy en serio y la disfrutas más sabiendo que es una comedia fantástica con toques de terror adolescente.

Si conectas con la peli y le pasas por alto un par de gansadas (algunas sinceramente divertidas) disfrutarás "Feliz días de tu muerte" porque la historia engancha y la protagonista mola. A mí me ha gustado mucho.

-Lo mejor:

·Me echaba para atrás que la peli tuviera escenas muy fuertes, porque no me gusta el cine de terror en plan sangriento, pero no sufrí viéndola. En principio tenían pensadas escenas mucho más truculentas, pero después prefirieron tener un calificación por edades más amplia y las eliminaron. Así, apenas se ve sangre y los momentos de terror consisten más bien en los típicos sustos con subidón musical.

·Me gustó mucho Jessica Rothe. No la conocía de nada y borda el personaje, sobre todo en su fase inicial de arpía. Me alegro de que hicieran la peli ahora y no hace 10 años, cuando la idea era que Megan Fox fuese la protagonista.

·Siempre pienso que debe ser muy complicado escribir estas historias, porque hay que aprovechar bien la idea, sin acabar cansando, o sea que hay que elegir bien qué momentos repetir y cuanto hacerlo, cuidando además las reacciones y la evolución del prota. En "Feliz día de tu muerte" mantienen muy bien el ritmo.

-Lo peor:

·La explicación final del asesino está un poco pillada por los pelos.

·No me moló mucho la máscara del bebé que lleva el asesino. Fue diseñada por el mismo que hizo la de "Scream", alegando que su esposa estaba embarazada cuando le dieron el encargo y escogió la cara de un bebé porque no podía pensar en otra cosa.

·Como fue un éxito de taquilla rodaron la segunda parte y se estrena en febrero. A mí me ha gustado, pero creo que estas historias no aceptan una continuación. 

-Preguntas:

·Sé que no es la primera vez que hago esta pregunta, pero no lo entiendo. ¿Por qué a veces en algunos países se cambia el título original de las pelis, dejándolo en el mismo idioma? Porque si lo cambias para traducirlo, vale, pero para dejarlo en inglés no lo entiendo. Y ojo, no me molesta, pero no sé qué sentido tiene. En este caso, el título original es "Happy Deathday" pero en Francia le pusieron "Happy Birthdead".

·Es una pregunta de esas que se carga la peli, pero ¿no habría sido más sencillo para la prota conseguir una pistola desde el principio? ¿O huir de la ciudad nada más salir de la cama?


Nota: 8


"Feliz día de tu muerte" da otro giro de tuerca a la fórmula de "Atrapado en el tiempo" y aunque a muchos os pueda parecer una chorradilla yo la he disfrutado un montón. No es la cosa más seria del mundo y tiene todos los tópicos habidos y por haber, pero creo que entre la mezcla de géneros consigue tener personalidad propia, con un reparto, un guión y unos escenarios de lo más acertado. 

Más cosillas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...