miércoles, 13 de febrero de 2019

"MARY Y LA FLOR DE LA BRUJA". La brujita genérica

-Esta es la última vez que uso magia. ¡Agárrate fuerte!

"Mary y la flor de la bruja" Hiromasa Yonebayashi

Mary es una niña un tanto patalita que está pasando una temporada en el campo con su tía abuela. Sin amigos, ni nada que hacer, el aburrido verano de Mary cambiará de golpe tras encontrar unas extrañas flores en el bosque. 
Al tocarlas, la pequeña obtiene poderes mágicos y es transportada por una escoba voladora hasta una escuela de magia tipo Hogwarts, pero en las nubes. 
Una vez allí, Mary destaca como una alumna privilegiada, pero al descubrirse que no es una verdadera bruja se convertirá en el objetivo de la malvada directora, que ansía conseguir las flores para sus perversos planes.

Tal vez recordéis que hace unos meses hablamos de "Arrietty y el mundo de los diminutos", obra de Hiromasa Yonebayashi, antiguo miembro del Studio Ghibli. Pues bien, "Mary y la flor de la bruja" es su última película y conserva muchas de las características típicas del cine de Hayao Miyazaki. Magia, hechizos, raras transformaciones, criaturas de curiosas formas, escenarios coloridos, animales al rescate y niñas intrépidas. También es algo habitual en estas pelis ese tono melancólico que muchas veces espesa la historia, pero no es el caso de "Mary y la flor de la bruja".

Aquí la trama no da lugar a la nostalgia, pues en cuanto Mary toca la flor la película se convierte en un ir y venir mágico prácticamente hasta el final, con momentos de calma, pero sin un instante para sentimentalismos. El problema es que la historia no mola mucho. Sobre el papel suena muy prometedora, pero el desarrollo deja mucho que desear.

Para empezar, la estancia de la prota en el colegio podría haber dado mucho más de sí, porque todo transcurre en una noche y los hechizos que realiza no son muy vistosos que digamos. Y luego los momentos de acción, o sea, las persecuciones y el encuentro final, tampoco resultan nada del otro mundo.

La idea es muy chula, y como siempre, la protagonista es adorable y la animación está muy cuidada, con detalles y diseños muy originales, así que la peli es bonita de ver. La pena es que el guionista no tuviera tanta imaginación como los dibujantes.

-Lo mejor:

·Me ha gustado el gato negro, sus gestos son muy reales.

·La relación de Mary con la escoba y sus vuelos son lo mejor de la película.

-Lo peor:

·Después de que vuelva a casa tras la primera noche en la escuela el argumento se pone un poco farragoso, como si no supieran de qué manera rematar la historia.

-Preguntas:

·¿Se usa en vuestra zona el término "patalito"? Es que hay gente que me mira raro cuando lo digo. La verdad es que no sé exactamente de dónde viene, pero como lo dice mucho mi madre, supongo que será propio de Castilla la Mancha. Por cierto, significa torpe.


Nota: 6



A diferencia de muchas pelis de Studio Ghibli que parecen una suma de episodios, "Mary y la flor de la bruja" tiene un argumento bien definido, aunque la segunda mitad del filme no esté desarrollada con mucha claridad de ideas. Además, todo es bastante genérico y no hay nada especialmente inspirado que haga recordar la peli más allá de lo mona que les ha quedado la prota. En definitiva, una peli bonita, pero sin ninguna intención de sorprender, como si estuviera hecha con descartes e ideas que no pudieron usar en otras pelis mejores.

miércoles, 6 de febrero de 2019

"EL REINO". Enredos de corrupción

-Si vienen a por mí voy a acabar con ellos. Con todos.

"El reino" Rodrigo Sorogoyen

 En "El reino" Antonio de la Torre interpreta a un vicesecretario autonómico muy bien considerado, que se pasa el día apagando fuegos y moviendo hilos para que todo marche bien dentro del partido. Su vida cambiará radicalmente cuando se destapa un caso de corrupción del que es máximo responsable. Con multitud de pruebas en su contra, sus jefes deciden dejarle caer tratando de cargarle todas las culpas, sin embargo nuestro protagonista conoce perfectamente los trapos sucios del partido y no está dispuesto a hundirse solo.

Ya os he hablado otras veces de películas que no llegué a entender del todo, como "El caso Sloane" o "La gran apuesta", pero en este caso la culpa no ha sido mi total desconocimiento del mundo de las finanzas o la política norteamericana. El problema de "El reino" es que parece que la has pillado empezada. Todo comienza muy deprisa, muy a saco, nadie te presenta los personajes y tienes que ir averiguando quién es cada uno y qué está pasando sobre la marcha. Como resultado de esto no me enteré muy bien de la vaina durante la primera media hora, pero tampoco es fundamental para entender la peli. Y es que después, cuando se destapa el caso de corrupción y repudian al prota todo se simplifica e incluso comienzas a atar cabos y a enterarte de muchas cosas que no habías cazado al principio.

Dicho esto, "El reino" me ha gustado mucho, aunque no me ha parecido la maravilla que dicen por ahí. Como siempre, Antonio de la Torre está magnífico, y el retrato que se hace de la vida política (reuniones, puñaladas, etc) queda muy real e interesante. Lo que ya me ha gustado menos es el desarrollo de la historia, o sea, cuando el protagonista intenta reunir pruebas contra el partido, fracasando miserablemente una y otra vez. Y la idea no es mala, es decir, al menda no le queda otra, pero la forma de hacerlo no terminó de molarme.

Aún así "El reino" es un filme muy ágil (hasta el tramo final), con una atmósfera bastante conseguida y un par de momentos realmente buenos, que falla en mi opinión al resolver algunas partes importantes de la trama.

-Lo mejor:

·Las conversaciones del protagonista con la vicesecretaria general.

·La entrevista, salvo el alegato final de Bárbara Lennie, que no me gustó.

·Que nunca sepas si el partido es de izquierdas o de derechas es una gran virtud de la película.

-Lo peor:

·Cuando va a por los documentos en la casa y los que están de fiesta no le dejan en paz. 

·Ana Wagener.

·Ese final tan abierto, tan brusco.

·Esperaba que Luis Zahera saliese más y no me acabó de convencer en la escena del balcón, su momento estrella. Me alegro de que le dieran el Goya, pero personalmente me gustó mucho más en "Que Dios nos perdone".

-Preguntas:

·¿Al final qué fue del abogado del protagonista?

·¿Cómo se entiende que le den el Goya a mejor director, mejor guión, mejor actor y mejor actor secundario a una peli y después le den a otra el premio a mejor película?


Nota: 7


Conozco a una persona que ha trabajado durante años con políticos de distintos partidos y siempre dice que para esta gente sólo hay dos cosas importantes: en primer lugar su puesto y en segundo, el partido. El pueblo ni siquiera entra en su escala de valores. "El reino" refleja esta idea a la perfección y es por eso que resulta tan creíble (por eso, y por estar claramente inspirada en personajes y casos de corrupción que todos en España conocemos).

A todos nos ha pasado alguna vez leyendo un libro que hemos tenido que retroceder varias páginas para recordar quién era ese personaje que de pronto se menciona tanto. Esto pasa en "El reino" y muchas partes del tramo central y final no me gustaron, pero aún así me ha parecido una buena película, muy recomendable, aunque sin exagerar tampoco.

Más cosillas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...