miércoles, 31 de julio de 2019

"ALITA: ÁNGEL DE COMBATE". El puzzle de los ojos grandes

-Es una especie de arma. Ahora ya sabes quién eres. Pero sólo es un caparazón, lo cual no es bueno, ni malo. Eso depende de ti.

"Alita: Ángel de combate" Robert Rodríguez

Año 2563. Buscando piezas de repuesto por un desguace, el Doctor Ido, experto en robots e implantes cibernéticos, encuentra los restos de una androide cuyo cerebro sigue vivo. Tras repararla y darle un cuerpo nuevo, la cyborg despertará sin recordar nada sobre su pasado, su identidad o el mundo en el que vive. Al toparse con varios maleantes descubrirá que posee unas habilidades extraordinarias para el combate, lo que la pondrá en el punto de mira del cruel individuo que gobierna el mundo.

¿Os imagináis que en vez de hacer una saga de películas hubieran condensado todos los libros de Harry Potter en un único filme de dos horas? Pues este es el problema de "Alita: Ángel de combate". Aunque no sepas nada sobre el manga, viendo la peli de hoy notas enseguida que el director ha querido contar demasiadas cosas. 

Y es que el cómic de Alita son nueve volúmenes y en esta peli han adaptado los cuatro primeros de golpe. Sabiendo esto es fácil imaginar a los guionistas sacando cosas de cada tomo para ponerlas en la peli, intentando no dejarse nada interesante y componer una historia coherente con todas las piezas. Pero rodar una peli no puede ser como armar un puzzle, porque al final se notan las costuras. Algunas tramas quedan metidas con calzador, las relaciones resultan forzadas, los personajes entran y salen, algunos cambian repentinamente su forma de ser y el ritmo del filme es raro, con tramos lentos y tramos acelerados, especialmente al final.

De todas formas debo decir que "Alita: Ángel de combate" tiene suficientes cosas para disfrutarla y que merezca la pena su visionado, pero como película es igual que viajar en un coche de lujo que se cala cada diez minutos. Cuando funciona es estupendo, pero te tiras todo el viaje con la mosca detrás de la oreja.

-Lo mejor:

·Recuerdo que cuando salió a la luz las primeras imágenes de la protagonista hubo muchas quejas por el tamaño de sus ojos. Muchos decían que algo así les impediría centrarse en la historia, que les sacaría de la película, pero a mí me gustó mucho. Creo que les ha quedado muy bonito, hace que Alita resulte muy expresiva y sobre todo original. Porque la peli en sí no tiene muchas cosas destacables dentro del género, pero dentro de unos años se seguirá recordando por los enormes ojos de la prota.

·Me han gustado mucho las peleas, especialmente la primera.

·No sé si habrán sido muy fieles al cómic, pero me moló que la ciudad tuviera ese toque como de pueblo mexicano.

-Lo peor:

·Como dije antes, "Alita: Ángel de combate" toca demasiados palos. La relación de la prota con el doctor, sus problemas para recordar, su romance con Hugo, sus peleas con los malos, el juego ese de los patines... El rollo amoroso no me gustó, pero igual es demasiado importante para suprimirlo. Ahora bien, lo de los patines sobra totalmente y ocupa buena parte de la historia.

·El clímax final es bastante descafeinado. Es más, yo diría que las escenas de acción van de más a menos.

-Preguntas:

·¿Cómo se explica que un robot tenga hambre? Me parece un atraso por parte del fabricante. O sea, ¿os imagináis que tuvierais que darle de comer a la lavadora? ¿O a la nevera? ¿Y si a la nevera le pareciese que le estás dando poca comida y empezase a comerse también tu comida? Sería un problema, porque claro, ya no podríamos guardar la comida en la nevera con tranquilidad, estarías siempre pensando "¿Se lo comerá la nevera?". La gente dejaría de usar neveras y ya no podríamos consumir alimentos que necesiten refrigeración. ¿Os imagináis un mundo sin helados? ¿Sin yogures? ¿Sin poder congelar la carne o el pescado? La humanidad se rebelaría contra las neveras para recuperar sus antiguas vidas, sería la Tercera Guerra Mundial. Y todo porque a alguien se le ocurrió que las máquinas sintiesen hambre.


Nota: 5,25


Es difícil hablar de "Alita: Ángel de combate" y no compararla con "Ghost in the shell". Ambas tratan de chicas robot que no recuerdan su pasado y fueron construidas como armas vivientes. Y en cierto modo las dos pelis se complementan. La de Scarlett Johansson es más sombría, menos espectacular, pero como película está mejor hilvanada y el tema romántico es casi inexistente. La de hoy tiene más acción y la protagonista me cayó mejor, pero el argumento está demasiado aturullado y enseguida te das cuenta que es mejor disfrutar de las peleas y olvidarse de todo lo demás.

Y en otro orden de cosas, os anuncio que por primera vez "El día de la espectadora" cierra el mes de agosto por vacaciones. Me iré pasando por los blogs de aquellos que sigáis publicando durante este mes (auténticos héroes) y volveré con más películas el miércoles 4 de septiembre.

Hasta entonces feliz verano a todos!

miércoles, 24 de julio de 2019

"¿PODRÁS PERDONARME ALGÚN DÍA?". Gente desagradable

-Para que lo sepas, soy mejor Dorothy Parker que Dorothy Parker.

"¿Podrás perdonarme algún día?" Marielle Heller

"¿Podrás perdonarme algún día?" es la historia de Lee Israel, una escritora arruinada que a principios de los 90 empezó a falsificar cartas de autores famosos para venderlas a coleccionistas y resolver así sus problemas económicos. Los dos protagonistas fueron nominados al Oscar, así como el guión, pero si os digo la verdad, no llegué a disfrutar de nada de esto.

Hay que admitir que tanto Melissa McCarthy como Richard E. Grant bordan sus interpretaciones, pero sus personajes me cayeron tan mal que casi estaba deseando que la peli acabase para perderles de vista. Y estuve a punto de quitarla, que conste. Pero entonces descubrieron la estafa de la protagonista y ya terminé de verla por curiosidad.

Porque la historia es original, o sea, yo no recuerdo otra peli sobre falsificadores de documentos. El problema es que "¿Podrás perdonarme algún día?" se centra demasiado en la vida privada de Lee Israel, de modo que estás buena parte del filme preguntándote qué aporta tal o cual escena a la historia. Por supuesto, también muestran (fugazmente) el proceso de falsificación y cómo Lee vendía sus cartas, pero al final lo más interesante de la peli son los apuntes antes de los créditos, cuando te cuentan qué fue de cada personaje, así que no sé si la historia daba realmente para hacer una película.

-Lo mejor:

·Creo que el único momento que de verdad me gustó fue la escena final entre los dos protas.

-Lo peor:

·La peli se hace larga. Personalmente habría suprimido la escena de la limpieza de la casa, el reencuentro con su ex y tampoco me moló la relación con esa pobre librera. Todos estos momentos ayudan a conocer mejor a Lee con la idea de que te apiades de ella, pero ralentizan la historia y en mi caso sólo sirvieron para que la prota me cayese cada vez peor.

-Preguntas:

·¿Cómo es que los libreros y coleccionistas no sospecharon de ella al ver que siempre conseguía cartas tan raras y valiosas? A ver, yo no estoy metida en ese mundillo, pero imagino que alguien puede encontrar un documento así una vez en la vida, no cuatro al mes.

-Curiosidades:

·Julianne Moore iba a protagonizar "¿Podrás perdonarme algún día?", pero fue despedida por diferencias creativas. Al parecer Moore pretendía usar una nariz falsa y que la caracterizasen para parecer más gorda y la directora no estaba de acuerdo. Curiosamente poco después esa directora también fue despedida, pero no volvieron a llamar a Julianne Moore, quien declaró en una entrevista que seguía dolida por el tema y no tenía intención de ver la película.


Nota: 5


"¿Podrás perdonarme algún día?" es un drama sobre gente corriente que empieza a delinquir haciendo lo que mejor saben (escribir, en el caso de Lee) para pagar las facturas y salir del pozo. A pesar de todo lo que he dicho no creo que sea mala película, el problema es que los protagonistas me han resultado muy desagradables, no tanto por lo que hacen, como por su forma de ser. Con otro enfoque me habría gustado más (podría incluso haber sido una comedia), pero no creo que merezca un suspenso.

miércoles, 17 de julio de 2019

"LEONES POR CORDEROS". Redford odia a Bush

-¿Por qué no os comprometéis aquí y cambiáis las cosas en este país?
-Profe, primero Afganistan, y cuando hayamos vuelto estudiaremos.

"Leones por corderos" Robert Redford

Año 2007. Ha pasado mucho tiempo desde los atentados del 11 de septiembre y la población americana ve cada vez con peores ojos la Guerra de Irak. Con el fin de ganarse de nuevo a la opinión pública, un joven senador interpretado por Tom Cruise se dispone a dar una entrevista, augurando una inminente victoria contra los talibanes. Para ello ha citado a Meryl Streep, una periodista crítica y descreída que no quiere participar en semejante lavado de imagen.
Al mismo tiempo un profesor de ciencias políticas al que da vida Robert Redford intentará convencer a su alumno más prometedor para que no deje su clase. Y mientras tanto, dos antiguos alumnos de dicho profesor se encuentran combatiendo en Afganistan, heridos y rodeados por el enemigo, esperando en la cima de una montaña que les rescaten antes de que se queden sin munición.

En 1968, John Wayne, republicano convencido, protagonizó "Boinas verdes", una película propagandística en la que justificaban y glorificaban el papel de los Estados Unidos en Vietnam. El mensaje de "Leones por corderos" es justo el contrario, pero el saborcillo a propaganda es el mismo.

Por medio de estas tres historias, el director, Robert Redford, quiso en su día criticar a la sociedad estadounidense, a la prensa, a la juventud, pero sobre todo a sus políticos. No hay nada malo en esto. El problema es el modo de hacerlo. Todos los personajes de "Leones por corderos" no son más que estereotipos enunciando las frases que sabemos que van a decir, como los personajes de un cuento infantil o de un anuncio de detergente.

Tampoco ayuda la falta de acción y de escenarios. Salvo la historia de los dos soldados, toda la peli transcurre en dos despachos, el de Robert Redford y el de Tom Cruise, de modo que el filme consiste en seguir estas dos conversaciones, plagadas de tópicos y frases grandilocuentes sobre el orgullo americano y el momento que atravesaba EEUU en el 2007.

Y este es el fallo final de la peli. En su día pudo servir para sacar los colores a George Bush, pero el mundo ha cambiado mucho desde entonces y al centrarse en un momento y un tema tan concreto "Leones por corderos" ha quedado casi tan fuera de honda como la peli de John Wayne. 

-Lo mejor:

·No se puede negar que el reparto está muy bien escogido (todos hacen de sí mismos).

·La escena de Meryl Streep con su jefe.

-Lo peor:

·Lo cansino de la propuesta.

·Pese a estar todo el rato hablando, nunca dicen nada realmente memorable (aunque no paran de pretenderlo).

·La charla de Tom Cruise y Meryl Streep es sosa, pero lo de Robert Redford y Andrew Garfield es tremendo. El chaval está para darle dos hostias y Robert Redford resulta insoportable como profe idealista, pero duro, soltando frases como "No me importan tus sentimientos".

·Lo de los dos soldados está inspirado en la batalla de Robert Ridge, que tuvo lugar en Afganistan cuando el ejército de EEUU fue a rescatar a un soldado herido en la cima de una montaña tras caer de un helicóptero durante un ataque. Aunque no es ninguna maravilla, la historia de los dos soldados se hace más amena, básicamente porque es la única que no se desarrolla entre cuatro paredes. Pero los motivos por los que se alistan en el ejército son de guasa y su final...

-Preguntas:

·¿Se habrá retirado realmente Robert Redford del cine? Recuerdo que Clint Eastwood también dijo que "Gran Torino" sería su última película como actor, pero luego ha rodado dos más.

·¿Por qué no hace Tom Cruise más pelis así? "Leones por corderos" es un rollo, pero personalmente creo que dedicándose de lleno al cine de acción ha desperdiciado en cierto modo su carrera.

·¿Qué pensaría John Wayne sobre Donald Trump?

Nota: 4



En el 2007 "Leones por corderos" seguía siendo una americanada, pero al menos estaba de actualidad. Hoy en día verla es como ver un telediario de hace 10 años, ya no tiene sentido. Pero es lo que tienen este tipo de pelis, su fecha de caducidad es muy corta, porque más allá de la publicidad pro américa y contra Bush, "Leones por corderos" no aporta nada. De hecho solamente dura una hora y veinte minutos, así que es evidente que no había mucho donde rascar (tampoco hacía falta esforzarse demasiado para decir que Bush era un desastre).

miércoles, 10 de julio de 2019

"UN PEQUEÑO FAVOR". Alma de telefilme

-Te lo advierto, si empiezas a husmear en su pasado acabarás encontrando cosas aterradoras. No era una persona normal, como tú o como yo.

"Un pequeño favor" Paul Feig

Anna Kendrick es una chica dulce y mojigata, de esas que no dicen palabrotas y se toman muy en serio esas actividades que siempre están montando en los colegios yankis, tipo mercadillo benéfico o concurso de tartas. Su hijo se hace muy amigo del hijo de Blake Lively, que es una ejecutiva implacable y malhablada, forjándose entre las dos una curiosa amistad (basada básicamente en que Blake necesita una niñera y Anna no tiene amigas). El tema es que semanas después de conocerse, Blake desaparece, comenzando Anna a investigar por su cuenta, para descubrir que su amiga tiene un pasado bastante más chungo de lo que imaginaba. Aunque por otro lado se veía venir desde el principio que la rubia no era trigo limpio, pero bueno...

"Un simple favor" empieza bien, las dos actrices están muy creíbles y  al ser dos personajes tan opuestos sus charlas resultan la mar de interesantes. Esto dura más o menos la primera media hora, hasta que Blake Lively desaparece. Entonces comienzan las pesquisas de su amiga, que de algún modo te mantienen espectante, pese a que la cosa va perdiendo seriedad por minutos, retorciéndose y alargándose más de la cuenta hasta llegar al tramo final, que directamente roza el surrealismo.

Hay que decir que, pese a la intriga y los oscuros secretos de sus personajes, "Un pequeño favor" mantiene un tono de comedia durante todo el filme y lo combina bien con el suspense, hasta el desenlace, donde todo se vuelve demasiado paródico. Está bien que la peli no se tomase en serio a sí misma, pero me parece que al final, sin llegar al absurdo, se les fue un poco de las manos. 

-Lo mejor:

·Me gustaron las dos protagonistas, especialmente Blake Lively.

·Hacía tiempo que no encontraba una peli con tantos posters, tan distintos. Me gusta especialmente esta versión en la que sustituyen la copa de Blake Lively por una pistola.

-Lo peor:

·La historia de Anna Kendrick y su hermanastro.

·El momento lésbico está fuera de lugar.

·Los giros que va pegando la historia y sobre todo el final.

-Preguntas:

·¿Sabíais que Anna Kendrick es soprano? Yo no sabía ni que era cantante...

Nota: 5,25


Gracias a la energía de sus protas "Un pequeño favor" es una película con ritmo y fácil de ver, incluso cuando empieza a retorcerse. Además está llena de guiños a otras pelis de intriga (sólo hay que ver los posters) y tiene muy buena banda sonora. El problema es que debajo de todo eso se respira un aire a telefilme de esos que ponen en Antena 3 los domingos por la tarde y como el misterio es tan peliculero (con lo de las gemelas y demás) y el desenlace es tan aparatoso al final tienes la sensación de que la peli es una tontería. Pero aún así entretiene mientras la ves.

miércoles, 3 de julio de 2019

"BLOOD FATHER". Huida sin acción

-Cada habilidad que tengo, cada amigo, es ahora una violación de la condicional.

"Blood Father" Jean-François Richet

En "Blood Father" Mel Gibson interpreta a un ex convicto que trabaja haciendo tatuajes en su caravana mientras lucha por mantenerse sobrio. Su tranquila existencia acabará cuando su desaparecida hija adolescente contacte con él para pedirle ayuda. La moza ha estado relacionada con unos delincuentes que la buscan para ajustar cuentas de modo que nuestro amigo Mel hará lo posible por protegerla. Iniciarán así una huida por el desierto en la que estrecharán lazos antes de la previsible escena final en la que, tras atrapar a la chica (que es gilipollas), los malos llamarán a Mel para decírselo (porque son gilipollas) provocando que al buen hombre se le inflen los cojones y les mate a todos (cosa que podría haber hecho al principio y dejarse de rollos).

Después de dirigir la polémica "La pasión de Cristo" en 2004 y verse envuelto en varios escándalos personales la carrera de Mel Gibson pegó un bajón de tal calibre que sus últimos papeles han sido de villano en la tercera parte de "Los mercenarios" y la secuela de "Machete". Los años no pasan en balde, claro, pero Liam Neeson (gran beneficiado de la caída de Gibson) es tres años mayor y sigue en el candelero, trabajando más que nunca. Sólo hay que ver los posters de "Blood Father" para comprobar que Mel sigue en forma, pero si algún día regresa a lo más alto no va a ser gracias a pelis como la de hoy.

Y que conste que no soy nada exigente con este tipo de cine, hay varios ejemplos en el blog. Una trama simple que ya hemos visto mil veces, un héroe en decadencia, un par de chistes, tiroteos, persecuciones, explosiones y a otra cosa. No se le pide más, pero aún así "Blood Father" no cumple.

Para empezar porque sólo hay una escena de acción potable, la escena final, y tampoco es para tirar cohetes. Luego tenemos un reparto terriblemente escogido, desde la hija, hasta el villano, pasando por William H. Macy, actor que no soporto. El único que se salva es Mel Gibson, aunque ni siquiera del todo.

Ya dije que está en forma, e incluso mola verle con barba. Pero su personaje quiere permanecer dentro de la ley, de modo que está bastante contenido hasta la escena final. ¿Y qué coño pasa hasta entonces? os preguntaréis. Pues nada, padre e hija se la pasan huyendo, parando en el típico motel de carretera, el clásico tugurio, la típica reunión con antiguos compañeros de mala vida... pero no hay ni una pelea en este tramo, sólo carreras para escapar en el último momento y mucho bla, bla, bla padre-hija, con la nena intentando demostrar que ya es mayor y el viejo procurando que deje la mala vida y no la maten. Como un viaje familiar entre Lindsay Lohan y su padre, pero con menos policía y más amor.

-Lo mejor:

·Lo único rescatable es Mel Gibson. Eso y que no dura ni una hora y media.

-Lo peor:

·El encuentro con su antiguo socio. Toda esa parte es un rollo, y el enfrentamiento con él da un poco de vergüenza.

-Preguntas:

·Mel Gibson ha hecho una película con Sean Penn basada en hecho reales sobre la elaboración de un prestigioso diccionario en mil ochocientos y pico. La peli ha sido un fracaso rotundo en EEUU y no sé si llegará a estrenarse en España, aunque ya tiene título, "Entre la razón y la locura". Vale que el argumento de la peli no suena muy apasionante, pero ¿qué hubierais pensado hace unos años si os hubieran dicho que una peli protagonizada por Mel Gibson y Sean Penn ni siquiera iba a estrenarse en cines?


Nota: 4


"Blood Father" es como una versión baratera de "Logan". Obviando el tema del casting, los personajes y los diálogos, al filme le falta acción. Parece que hubieran querido hacer una peli de Van Damme protagonizada por Burt Reynolds. Como suele ser habitual en estos casos, es mejor el poster que la película.

miércoles, 26 de junio de 2019

"MEGALODÓN". Sin sangre

-He modificado las cabezas de los arpones para inyectar etorfina. Con diez centímetros cúbicos duermes a una orca. Con veinte te la cargas. ¿Qué me dice?
-Que vamos a usar todo el frasco.

"Megalodón" Jon Turteltaub

Con la más moderna tecnología y financiados por un excéntrico millonario, un grupo de biólogos marinos intenta demostrar que la fosa de las Marianas (el lugar más profundo del océano) es aún más profunda de lo que se cree. Y tienen razón. Resulta que lo que se creía el fondo es en realidad una capa de sulfuro, bajo la cual existe un ecosistema inexplorado. Lo malo es que por allí habita una especie de tiburón gigantesco que se creía extinto llamado megalodón. Al adentrarse los biólogos en su territorio, el megalodón ha descubierto de pronto que hay vida más allá de la capa de sulfuro, subiendo a la superficie para sembrar el caos. Por suerte contarán con la ayuda de un experto en rescates submarinos, que igual no es un especialista en eso de matar tiburones, pero oye, el tío está cuadrado y pese a ser calvo y no llegar al 1.80 destila seguridad en sí mismo. Además se llama Jonas, así que se ve que está predestinado a enfrentarse con descomunales criaturas marinas.

"Megalodón" es muy, muy floja. Como peli de terror es un fracaso absoluto. El bicho es muy grande, pero la tensión que una espera en un filme de tiburones es nula. La música no acompaña y nuevamente tenemos que hablar de la maldita calificación por edades. Y es que, igual que pasó con "Venom", se rodaron un montón de escenas truculentas que finalmente se eliminaron para que el filme fuese apto para niños. Así, igual que hiciera Tom Hardy, Jason Statham se quejó públicamente de la ausencia de sangre de la versión final, afirmando que habían cambiado tanto la peli que apenas se parecía al guión que firmó en un principio. Al parecer "Megalodón" iba a ser una violenta peli de terror, pero finalmente la transformaron en una especie de comedia de aventuras, veraniega y con romance incluido (basta ver algunos posters para darse cuenta de que el asunto no es serio).

Pero es que en este aspecto el filme también fracasa. Como peli de monstruos, "Megalodón" sabe a poco. Apenas hay tres escenas en las que el tiburón se luzca en todo su esplendor y todas son bastante breves y poco originales. Así, el único aliciente que te queda para ver la peli es hacer quinielas sobre el orden y el número de víctimas que habrá en el grupo según avance la historia, juego que también termina siendo frustrante teniendo en cuenta la gran cifra de supervivientes. Vamos, que me acojonó más la rata de "La dama y el vagabundo" que el megalodón de los cojones.

-Lo mejor:

·La peli tiene dos escenas molonas. Cuando el tiburón gigante se lanza contra el otro tiburón y cuando se intenta tragar la jaula, como se ve en el cartel de arriba.

·Se agradece que las escenas de acción ocurran de día. En los libros (sí, esto viene de una saga de libros) el megalodón ataca de noche, porque al vivir siempre en las profundidades le molesta la luz del sol. Ah, y al parecer, en los libros el bicho es completamente blanco.

-Lo peor:

·Dura 1h 40 min. y el tiburón tarda 35 minutos en aparecer, así que...

·El megalodón carece totalmente de personalidad. Esto hablando de un animal puede sonar estúpido, pero tiene mucha importancia. En una peli de este estilo el monstruo tiene que darte miedo, o al menos rabia al ver que no se muere, sin embargo al megalodón no se le ve realmente con maldad. 

·A esto ayuda que la acción se desarrolle en mar abierto, de modo que las únicas víctimas potenciales son el reducido grupito que acompaña al prota. Porque sí, al final llega a una playa abarrotada de gente, pero no se puede decir que cause estragos allí.

-Preguntas:

·¿Un tiburón de semejante tamaño no quedaría varado simplemente al acercarse a la costa?


Nota: 4,25



En honor a la verdad diré que no me aburrí viendo "Megalodón" (quizá un poco al principio), pero esperaba otra cosa. El tiburón de "Infierno azul" era de tamaño normal y me angustió cien veces más que el megalodón de esta peli. Desde luego es el tiburón más grande de la historia del cine, pero también el más soso. En definitiva, una peli sin sangre, en varios sentidos.

Como ha sido un exitazo tendrá secuelas. No sé dónde leí que quieren convertirla en una saga de monstruos en plan "Parque Jurásico", pero yo no le veo el parecido más allá de que en ambas sale un millonario capullo y tienes que esperar media hora larga para que pase algo.

miércoles, 19 de junio de 2019

"LA LLEGADA". Diccionario Español - Calamar Espacial para principiantes

-Como sus naves o sus cuerpos, su lengua escrita no va hacia delante o hacia atrás. Los lingüistas llaman a esto "escritura no lineal", lo que plantea una pregunta: ¿Es así como piensan?

"La llegada" Denis Villeneuve

Doce gigantescas naves espaciales con forma de pastilla de jabón Magno han llegado a la Tierra, distribuyéndose por todo el planeta. Por supuesto una de las naves va a parar a Estados Unidos, contactando el ejército con Amy Adams, una experta lingüista cuya misión será comunicarse con los alienígenas para preguntarles qué intenciones tienen. Pero de nada le servirá a la muchacha el traductor de Google, pues los extraterrestres (que resultan ser una especie de calamares espaciales) usan un lenguaje compuesto por una serie de extraños círculos. Nuestra protagonista deberá descifrar a tiempo estos símbolos para evitar una guerra mundial, pero a medida que va comprendiendo el idioma de los extraterrestres su percepción del tiempo cambiará, llegándole visiones del futuro.

Dejando de lado las comedias, hay dos tipos de películas sobre alienígenas. Están las de invasiones, repletas de acción y explosiones en plan "Independence day" o "La guerra de los mundos" y luego las de contactos, que van en plan tranqui, con una intriga dramática tipo "Encuentros en la tercera fase" o "Señales". La de hoy forma parte de este segundo grupo y es un buen ejemplo de por qué no me molan este tipo de películas.

Por norma, estos filmes son siempre muy lentos, pero además, nada de lo que pasa en "La llegada" me ha gustado, ni siquiera la sorpresa final, que en teoría debería explicar toda la trama. Personalmente me ha resultado una película pretenciosa, sin chispa, sin rumbo, plagada de sinsentidos y preguntas sin respuesta.

A muchos les parece una película de ciencia ficción muy intensa cargada de sensibilidad. Pero yo sólo he visto a una tía intentando aprender el idioma de unos calamares gigantes que se comunican con su propia tinta.

-Lo mejor:

·Para mí lo mejor fue tomármela un poco a coña. Fue la única manera de que lograse acabar de verla.

·Es rara, pero no densa. No se ponen muy técnicos, o sea, que te aburres, pero casi siempre entiendes por qué.

-Lo peor:

·Ya lo he comentado alguna vez, pero no me entra en la cabeza que criaturas que parecen más bien animales tengan una tecnología tan avanzada y sean capaces de fabricar naves espaciales.

·No me ha molado nada relacionado con los aliens en esta peli, ni las naves, ni lo de los tentáculos, ni la mampara, ni la tinta flotante, ni los círculos...

-Preguntas:

·¿De verdad esperaba Forest Whitaker que la prota le tradujese los ruidos que hacen los extraterrestres? Vale que es una experta en idiomas, pero es como si le pides que te traduzca los gruñidos de un cerdo hormiguero.

·¿No os encanta la nariz de Amy Adams? Si la tuviera un poco más respingona sería un cuerno.

·A todo esto, ¿me puede explicar alguien a qué coño vinieron al final los extraterrestres a la Tierra?


Nota: 3,5


En los casi 7 años de "El día de la espectadora" hemos hablado de más de 300 pelis y cuando le doy un repaso al índice me sorprendo de algunas puntuaciones. Una de las que más me arrepiento es el 7 que le di a "Interstellar", pero aunque hoy en día me parece un petardo igual de raro y rimbombante que "La llegada" sí recuerdo que al menos me gustó el drama familiar del prota. Lo de la peli de hoy no me ha conmovido nada de modo que, dejando a un lado todo ese rollo técnico-científico que se ve que se han currado, "La llegada" me ha resultado algo hueco, soso y artificial.

Más cosillas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...