miércoles, 17 de agosto de 2016

"LA GRAN APUESTA". La gran rayada

-Por cada 1% que aumenta el paro mueren 40.000 personas, ¿lo sabíais?.

"La gran apuesta" Adam McKay

"La gran apuesta" nos cuenta la historia real de un grupo de analistas y empleados de la banca que en 2005 empezaron a invertir apostando contra el mercado inmobiliario al percatarse de la burbuja que finalmente estalló en 2007 propiciando la crisis económica que aún padecemos en medio mundo.

Lo primero que tenéis que saber antes que nada es que "La gran apuesta" narra varias historias distintas, o mejor dicho, la historia individual de distintos personajes, de tal forma que ni Christian Bale, ni Brad Pitt (cuyo papel es bastante secundario) coinciden nunca, ni entre ellos ni con los demás actores principales, o sea, Ryan Gosling y Steve Carell, quienes sí comparten historia. Algún poster daba la sensación de que iban en grupo en plan Ocean's eleven, pero no, para nada.

Pero esto no es lo peor de "La gran apuesta". La peli tiene un ritmo muy ágil, ingenioso e incluso divertido, pero me fue imposible pillarle la gracia del todo, simple y llanamente porque toda la trama gira en torno a un montón de términos financieros chunguísimos que nunca entendí. Y mira que se esfuerzan en explicarlo todo de forma simple, pero nada (no me extraña que la gente no se enterase de lo que firmaba).

Y no es algo que se pueda pasar por alto para disfrutarla. Si no entiendes la movida de las hipotecas ya estás perdida durante toda la peli, y sólo adivinarás si lo que va pasando es bueno o malo analizando la cara de los protagonistas. Como si estuvieras viendo una peli extranjera sin subtítulos. Puedes captar la intención y seguir medianamente la trama, pero es imposible que pilles los chistes.

-Lo mejor:

·Brad Pitt abroncando a sus socios en Las Vegas.

·La parte en Miami.

·Aunque no me resolvieron nada las explicaciones de Margot Robbie y Selena Gómez son cameos simpáticos.

-Lo peor:

·Pues eso, no enterarte de la misa la mitad.

-Preguntas:

·¿Me lo parece a mí o entre pelis flojas y papeles secundarios se está apagando la carrera de Brad Pitt en estos últimos años?.

·¿Está Selena Gómez a un paso de entrar en la lista de personas de color marrón?. Porque una cosa es broncearse, pero cuando pasas un límite ya no hay vuelta atrás. Y si no mirad a Julio Iglesias.


Nota: 6


Hay un episodio de "Aquí no hay quién viva" en el que Belén quiere comprar la casa de Doña Concha, pero no se atreve porque gana poco y teme que la puedan despedir en el futuro. Entonces Mauri la anima diciendo "Todo el mundo se compra casas con trabajos de mierda". En mi opinión esa filosofía resume a la perfección lo que fueron los años previos a la crisis y también se ve reflejado en la peli de hoy con el caso de la streeper que tenía cinco chalets y un piso.

¿Hacía falta tantísima jerga financiera para contar esto?. Pues seguramente sí, para explicarlo todo bien. Otra cosa es que se entienda o no.
Me pasó lo mismo cuando vi "Moneyball" (curiosamente del mismo director que "La gran apuesta"). Pensé que aunque no supiera nada de beisbol podría gustarme, pero no.

Lo que no se puede negar es que "La gran apuesta" es entretenida, ácida, y está bien hecha e interpretada. Seguramente merezca mejor nota de la que le he puesto, pero dados mis nulos conocimientos sobre la banca nunca lo sabré. De todas formas la recomiendo, aunque sabed que si no entendéis del tema os vais a liar.

14 comentarios :

  1. Joer, ya hay que saber de hipotecas y economía hasta para ir al cine??? Así no hay quien viva!! ;P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual es que yo soy muy torpe para estos asuntos, pero no logré entender la mitad de las cosas :S

      Eliminar
  2. Creía que ibas a decir que no te hizo gracia porque es como "El lobo de Wall Street" donde un tipejo cuyo mayor mérito es contribuir a arruinar a un montón de gente presume de ello.

    Espero que no, que no sea el caso, pero francamente, entre pasarme la tarde oyendo hablar de hipotecas y que me hagan la cera/planchar/rezar el rosario, no sé con qué me quedo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En ese aspecto creo que El lobo de Wall Street es más honesta, porque el protagonista es un canalla y no te lo disimulan en ningún momento.
      En La gran apuesta te venden a los protagonistas como si fueran unos héroes y lo único que hacen es descubrir el pastel y enriquecerse.

      En realidad puedes ver la peli, planchar, rezar y hacerte la cera todo al mismo tiempo :)

      Eliminar
  3. Estimada Doctora,
    Pues aún no he podido ver esta cinta, pero por su crítica me han dado ganas de verla, solo por saber si me quedaría atontado después de tanta información hipotecaria.
    De MoneyBall mejor no comento nada...:-|
    Una abrazo Doctora y hasta la próxima visita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verla como un reto es otra manera de enfocarla, sí ;)

      Un abrazo :)

      Eliminar
  4. Hay un desafío para hacer cine es plantear cuestiones complicadas en tan forma que se entiendan. O plantear lo que se puede entender. De tal forma que se puede generar suspenso, conflictos con eso.
    Un ejemplo es The Matrix, con sus planteos filosóficos.
    Mentes brillantes con el asunto de la Teoría del juego, que sospecho que tiene formulas matemáticas que me superan.

    ¿De que sirve algo tan arduo que deje afuera a los espectadores? Se pierde la gracia de la película.
    Y es una gran falla.
    Así que me convenciste de no verla. Sacrificada tu tarea de ver películas.

    Otro tema. ¿Sabías que hay juegos gratuitos en Internet, de lanza cuchillos? Incluso se puede elegir famosos para que esten en la rueda. Incluyendo a Linday Lohan.

    http://www.quickflashgames.com/games/knifethrow2/

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El otro día me puse ese juego que enlazas. Maté a la pobre Lindsay 5 veces, todas en la cabeza :O

      Que el espectador no entienda lo que pasa es lo peor que puede ocurrirle a una peli, porque primero se cabreará y luego se aburrirá.

      Un abrazo :)

      Eliminar
  5. Creo que no la iré a ver pues me pasaría como a ti: no pillaría ni la mitad. Me han explicado lo de ese banco con nombre de circo cutre -Lemon Brothers- un montón de veces y sigo sin entender nada.
    Sí que parece que Brad Pitt va a terminar como Robert de Niro, de secundario en comedias más o menos infumables o pelis sin interés.
    Saludos!
    Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo malo no es que no se entienda, lo malo es que es un tema que no levanta interés. Todo este rollo financiero o vives de ello o te resulta insoportable.

      Me recuerda más al caso de Michelle Pfeiffer, que no hizo ni la mitad de pelis que podría porque no le molaban las comedias. A Brad Pitt parece que no le gustan las pelis de acción y eso le cierra muchas posibilidades. Está bien que no se quiera encasillar, pero sus fans le vamos a echar de menos.

      Saludos :)

      Eliminar
  6. Sí me llama la atención, creo que está bien actuada, pero lo de entender las hipotecas... no lo sé. La veo y regreso, a ver que capté.
    Un abrazote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí cuanto más lo intentaba explicar menos me entraba en la cabeza. Y no es algo que se pueda resumir o algo que se pueda explicar con dos frases. La culpa no es del guion o del director (es nuestra por ver pelis así ;P)

      Un abrazo

      Eliminar
  7. ¡Hola! ^^
    Pues mira por donde, yo no aguanté con esta película ni diez minutos. Quise verla principalmente por el reparto que tiene, pero la verdad es que el argumento no me interesaba lo más mínimo. Encima no entendía la mitad de cosas que decían, así que me cansé pronto xD
    Y respecto a Brad Pitt, te doy la razón.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El personaje de Christian Bale es pesado (y al principio sale bastante) y Brad Pitt casi no aparece. Son las estrellas del reparto y encima ni coinciden. Desde luego no es una peli que se deba ver por los actores.

      Besos :)

      Eliminar

Cada vez que te vas de este blog sin dejar un comentario alguien en alguna sala recibe una patada en la parte trasera de su asiento y pierde un poco de fe en el cine, así que, por el bien del séptimo arte, escribe algo.

Más cosillas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...