miércoles, 4 de mayo de 2016

"OCHO APELLIDOS CATALANES". Segundas partes nunca fueron tan malas

-Primero las Vascongadas, ahora Cataluña, ¿si se va a Cuba qué vas a estar, todo el día allí en chándal?.

"Ocho apellidos catalanes" Emilio Martínez-Lázaro

Después de que Rafa cortase con ella, Amaia se ha enamorado de un vanguardista pintor catalán y van a casarse. Tras conocer la noticia por Koldo, padre de la muchacha, Rafa viaja de Sevilla a Cataluña con el objetivo de impedir la boda, que se celebrará en la gran masía de la abuela del novio (donde transcurrirá el 95% de la peli). Una vez allí Rafa se hará pasar por catalán (no se sabe por qué) y conocerá al prometido de Amaia y a su abuela, a quien han engañado para que piense que Cataluña se ha independizado de España.

En su momento defendí "Ocho apellidos vascos", que me sigue pareciendo una comedia divertida, tópica, pero con momentos y actuaciones realmente inspirados. Ahora bien, lo que han perpetrado en esta segunda parte es totalmente indefendible.

Toda la gracia de la primera peli consistía en la tensa relación entre Rafa y Koldo y esa farsa que cimentaba el argumento, sin embargo, como cosa lógica, eso ya no existe en "Ocho apellidos catalanes". Hay un atisbo de imitar esto en la relación de Amaia con su futura suegra, pero por supuesto no tiene la misma gracia y tampoco es el motor de la película.

¿Cuáles son entonces los puntos fuertes del filme?. Pues en teoría debemos partirnos de risa con los chistes sobre la independencia, con Dani Rovira chapurreando catalán y con las peculiaridades del personaje de Berto, pero nada de esto tiene la menor gracia. Así, "Ocho apellidos catalanes" se hace aburrida, larga (eterna) y por momentos irritante. Todo lo que decían los detractores de la primera peli, pero de verdad y multiplicado por 10.

-Lo mejor:

·Karra Elejalde sigue muy cómodo en su personaje y Rosa María Sardá siempre lo hace bien (aunque el primero no haga ni la mitad de gracia que en "Ocho apellidos vascos" y la segunda esté totalmente desaprovechada).

-Lo peor:

·El personaje de Berto Romero (supuestamente una de las grandes bazas cómicas del filme) es la cosa más repelente y estúpida del mundo.

·Belén Cuesta sobra totalmente, igual que los amigos de Rafa en Cataluña.

·No me ofende, pero lo de la escena de Atocha me dio vergüenza ajena. Vale que Koldo sea terco, pero no imaginaba al personaje haciendo semejante bobada.

·Que toda la peli suceda en la masía da una sensación de embotellamiento en la acción que se junta con el aburrimiento formando un cóctel desesperante.

-Preguntas:

·¿Por qué no le dicen directamente a Amaia los planes de su novio cuando se casen?.

·¿Os cae bien Berto Romero?. Aquí su papel es muy cansino, pero en general es un tío que no me molesta. Lo digo porque he oído a varias personas que no le ven la gracia en ninguna parte y quería hacer una pequeña encuesta por aquí.


Nota: 3,5




Que una comedia no tenga gracia ya es delito, pero que durando poco más de hora y media se te haga larga no se puede perdonar.
Tenían que aprovechar el tirón de la primera peli y hacer enseguida la secuela, no fuera que pasase el tiempo y la gente se olvidase. La consecuencia es un guión precipitado, sin gracia y sin sentido en el que por momentos parece que han escrito lo primero que se les ha pasado por la cabeza. Mala.

23 comentarios :

  1. ¡Ay que caray! Todavía no he visto los 8 apellidos vascos, ahora serían 16 apellidos... :P
    No conozco a Berto Romero, no sirvo para tu encuesta.
    ¿Porqué hacen eso? Si les funciona bien algo, así déjenlo, no entiendo ese afán de exprimir algo que ya no tiene más jugo.
    ¿Cómo va todo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de la secuela estaba cantado. Lo fuerte es que de Ocho apellidos vascos han hecho libros, una obra de teatro y una serie de tv con la misma idea. Aquí ha sido todo un fenómeno, pero lo han exprimido mucho muy deprisa.

      Todo bien, muchas gracias :)

      Eliminar
  2. Sí, la verdad es que es bastante mala y no tiene tanta gracia como debería. Y es verdad que Elejalde ya no es tan divertido como en la primera. Lo de Atocha supongo que era por hacer un chiste, pero no pega con la película (no solo porque sea una chorrada, sino porque el personaje de Koldo se supone que se había vuelto más tolerante al final de la primera peli).

    A mi Berto me cae muy bien. Puede tener algún día poco inspirado de vez en cuando, pero en general es muy ingenioso y muy gracioso. Te recomiendo un programa de radio que hace junto a Buenafuente en la SER: se llama "Nadie sabe nada" (es de improvisar conversaciones en torno a temas que proponen los oyentes, y la mayoría de las veces acaba siendo muy divertido).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con Koldo ha pasado como con Homer Simpson, han exagerado tanto al personaje que parece otro distinto al de las primeras temporadas.

      Nunca oí ese programa, pero algunas veces he visto Ilustres ignorantes y cuando ha salido Berto se le ha visto suelto. Quizá se le dé mejor improvisar que otra cosa.

      Eliminar
  3. Buf, ni la he visto ni la pienso ver. Igual que la primera, que tampoco. Este tipo de pelis me dan una fatiga infinita. La vida es demasiado corta para tener que soportar según qué truños.

    Sobre Berto Romero (pa' la encuesta): Me cae igual que una patada en los riñones. Me da la impresión de que es un tío que se quiere ir de graciosete y que tiene menos gracia que Sheldon Cooper contando chistes de mecánica cuántica.

    Oye, me parece que me ha quedado un comentario poco positifo y mucho nekatifo, ¿no? xD
    Bueno, paz y buen rollo :D

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Berto es de esos cómicos que fácilmente caen gordos, porque da la impresión de ser un listillo. Ya te digo que no eres el único que piensa así.

      Besos ;)

      Eliminar
  4. Una petardada que fuí a ver por aquello de: "Es la peli de la que todos hablarán", vergüenza me da pero seguro que no soy el único. "Ocho apellidos vascos" me pareció un éxito incomprensible y aquí pues... más de lo mismo.
    Berto me hacía algo -no mucha- de gracia cuando colaboraba con Buenafuente pero como actor no da la talla, me parece a mí.
    Saludos!
    Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la primera sí la vi en el cine, pero esta segunda tuvo tan malas críticas que ni lo pensé.
      Ocho apellidos vascos me gustó, sin ser nada del otro mundo. Pero la secuela es pésima.
      Berto en la peli de Anacleto y en 3 bodas de más no está mal. Pero también es verdad que sale muy, muy poco. Igual es el secreto, dosificarle mucho en las pelis.

      Saludos :)

      Eliminar
  5. Yo te voy a hacer un comentario sobre esto. Esta película la vi hace nada. Si ya era poco lo que esperaba de ella (habiendo visto la primera que no tuvo nada de gracia para mí) peor fue el visionarla. Sin gracia, ni chispa ni inteligencia. Los protagonistas pésimos, es que ni Carmen Machi (que me encanta)ni Rosa María Sardá (que me encanta) tienen la gracia que les suele caracterizar. Pena de gente que piense que esto es gracioso y deba ser uno de los grandes taquillazos del año habiendo otros maravillosos y que pasan sin pena ni gloria.

    La Estupenda

    Kiss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era muy complicado hacer algo bueno con el material que tenían, porque o calcaban el esquema de la primera parte, pecando de repetitivos, o hacían algo totalmente distinto y la cagaban por no tener nada que ver. Al final rodaron algo raro, pesado y sin gracia. Y con la sensación de haberlo hecho deprisa y corriendo.

      Besos :)

      Eliminar
  6. No pensaba verla, ni siquiera he visto la anterior, ni tengo demasiadas ganas. En fin, que hacer una segunda parte deprisa y corriendo no da tan buenos resultados como uno hubiera pensado ¿verdad?

    pd. Qué intriga!! Cómo están las trillizas? Y su bella mamá??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que todos sabían que la estaban cagando con esta película, pero la pela es la pela. Con suerte pasará mucho hasta que se planteén rodar la tercera.

      Todas muy bien, muchas gracias :D

      Eliminar
  7. A mí no me disgustó, de hecho me pareció similar a la primera, el tono es el mismo, lo que pasa es que "Ocho apellidos vascos" es muy normalita y muchos la han elevado a unos altares que no merece (hay bromas que vueltas a ver dan un poco de vergüenza ajena). Berto Romero me hace gracia, siempre se le cita a la sombra de Buenafuente, pero creo que de ambos es el que tiene más talento y aquí me divierte su hipster buenrollero (esos looks de sienes rapadas, tupé a lo Elvis, las barbas pobladas y pantalones que dejan al descubierto los tobillos harán reír en el futuro tanto como hoy las hombreras y los cardados ochenteros o las patillas y los pantalones de campana de los 70), aunque hubiera estado genial que fuera más cabrón debajo de esa pose buenista, como les pasa a muchos.

    Y lo del personaje de Koldo de no querer pisar Madrid no te creas que es tan descabellado, a muchos se lo he oído yo con los años. En la película se escenifica de modo grotesco, pero responde a un sentimiento real entre algunos de ver a Madrid como el eje del mal. Lo mismo con lo que hace Koldo en ese nacimiento al final que tiene que ser en terreno propio, que no pocos luego le dan importancia capital a eso.

    Y hablando de nacimientos, espero que todo te haya ido muy bien y mucha suerte en tu nueva etapa. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese fue el problema para mí. Apostaron mucho al personaje de Berto, que era la gran novedad respecto a la primera peli y no me gustó nada. Él tiene talento y agilidad mental, pero de actor no sé, no sé.

      Lo del final es otra bobada, pero me pareció menos sangrante que lo de Atocha.

      Todo acabó muy bien, muchas gracias.

      Besos

      Eliminar
  8. Aún no la he visto! Sobre todo, porque a mí tampoco me parece que la anterior fuera para taaanto como todo el mundo hablaba de ella, y demás! Eso sí, tendré que rematarla con esta secuela!

    Un saludOo enorme!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que tras ver la segunda hasta la primera te parecerá peor aún.

      Saludos :)

      Eliminar
  9. Mira que había leído tu reseña... y caí. La vi, claro... lo demás ya lo sabes. Vaya fiasco.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Se me olvidaba!. A mi Berto Romero me encanta, me parece un tipo súper ingenioso y bastante inteligente. Si tienes oportunidad escucha su programa "Nadie sabe nada" (también en podcast), da lecciones de improvisación en cada intervención semanal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esta peli no hay división de opiniones como con la primera, no le ha gustado a nadie ;P

      Es una lástima que desaprovechasen así a Berto en esta peli, con ese personaje odioso.

      Besos

      Eliminar
  11. Partiendo de que la primera ni fu no fa ésta ya ni te cuento.. Cuando quedaban 15 minutos me acosté porque no aguantaba más. Me pareció super aburrida y sin gracia ninguna. Es lo que dices, aprovecharon el tirón de la 1 y grabaron una chuminá.
    Berto me cae mal, no sé porqué pero le tengo tirria, y en la peli ni te cuento xD
    (Espero que todo saliese bien con las niñas! Espero tu regreso para que nos cuentes todo como agua de mayo! XD)
    Besos!!
    Tomate

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no sé ni cómo la acabé de ver. Recuerdo que se me hizo larguísima.
      Berto aquí no creo que le molase ni a sus fans.

      Todos bien, ya estoy por aquí de nuevo ;)

      Besos

      Eliminar
  12. No creo que la vea, la primera ya se me hizo un tostón, cuanto más para aguantar otro truño romántico disfrazado con las gracietas de baratillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo aconsejo no verla, ni a los que les gustó la primera parte.

      Eliminar

Cada vez que te vas de este blog sin dejar un comentario alguien en alguna sala recibe una patada en la parte trasera de su asiento y pierde un poco de fe en el cine, así que, por el bien del séptimo arte, escribe algo.

Más cosillas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...