miércoles, 29 de mayo de 2013

"¡PIRATAS!". Risas de verdad

-La auténtica piratería no consiste en los trofeos, consiste en pelear subiendo escaleras de espaldas, consiste en deslizarse por las velas con un cuchillo entre los dientes, en acicalamiento de barba.

"¡Piratas!" Peter Lord

Obsesionado por ganar el premio a mejor pirata del año, el Capitán (así se llama el prota) junto a su tripulación comienza a abordar barcos a tutiplén con el fin de reunir una gran fortuna que le consagre entre sus compañeros de oficio y le permita alzarse con el galardón. No obstante, debido a su mala suerte y a su torpeza, el Capitán es incapaz de llevar a cabo ningún saqueo con éxito y cuando está a punto de renunciar al premio y abandonar la piratería se topa con Charles Darwin, quien rápidamente se fija en Poly, la mascota de nuestro protagonista, un dodo al que toda la tripulación tiene un gran cariño y que siempre habían tomado por un loro gordo.

Enseguida Darwin intenta convencer al Capitán para que le venda el pájaro y así ganar el premio de ciencias en Londres, pero el pirata, imaginando que de ese modo conseguirá una gran recompensa, decide presentarse él mismo con Poly. Todo pinta bien hasta que la Reina Victoria entra en escena dispuesta a conseguir el dodo a toda costa, y aunque en principio se saldrá con la suya, el Capitán hará todo lo posible por rescatar a su mascota y volver a ser un pirata de verdad.

Sé que así leído el argumento resulta la cosa más tonta del mundo y a simple vista "¡Piratas!" puede parecer excesivamente infantil, pero en realidad se trata de una película muy inteligente, ingeniosa, divertida y bastante graciosa (si la peli fuera un tío me casaba con él). Y cuando digo graciosa no me refiero a que sea simpática de ver o que te haga sonreír un par de veces, "¡Piratas!" tiene bastantes puntos en los que es imposible aguantar la risa.

Teniendo esto en cuenta, me alegro de no haberla visto en el cine, porque no me mola descojonarme en público, aunque sea viendo una comedia. De hecho una de las veces que peor lo he pasado en una sala fue viendo "Shrek tercero", porque un chiste me hizo tanta gracia que no podía parar de reír, incluso minutos después, cuando todos habían parado de hacerlo yo seguía partiéndome, y claro, tenía que aguantarme porque el chiste había pasado y no quería molestar al personal. 
Con "¡Piratas!" no lloré de risa, pero sí que rebobiné la peli para atrás un par de veces para volver a oír un chiste. Quizá no sea tan vistosa como "Brave" o "¡Rompe Ralph!", pero desde luego es mucho más divertida.

-Lo mejor:

·La entrada de los rivales del prota en la taberna.

·Lo de la mujer disfrazada de pirata es un punto.

·Como digo, tiene varios puntos buenos, pero me quedo con lo del uso del dirigible (si te fijas cuando lo dice, hay una mujer entre el público que se echa las manos al pecho, me encantó ese detalle). Lo del monstruo del mapa también es cojonudo.

·Las caras de Poly.

·El Capitán, el personaje mola.

-Lo peor:

·No me gustó el atuendo del rey de los piratas.

·La parte final pierde algo de fuelle, porque se centra en escenas de acción y no hay tantas cosas graciosas, pero claro, hay que tener en cuenta que es una peli de animación sobre piratas.

-Preguntas:

·¿De verdad hacía falta fichar a Iniesta para doblar a un miembro de la tripulación?, ¿es que algún niño le dijo a su padre "Papá, llévame a ver ésta peli que habla Iniesta"?. Por suerte no sale mucho, y José Coronado está bien doblando al prota.

Nota: 7,5

"¡Piratas!" es una peli de animación realmente para todos los públicos, con un humor verdaderamente divertido, sin romances pastelosos y escenas de acción típicas del género para los más peques de la casa (Dios, qué estúpida me siento tras escribir eso de "para los más peques de la casa", ¿quién sería el primero al que se le ocurrió?). 
Muy buena.

miércoles, 22 de mayo de 2013

"ARGO". 1979: Rescate en Irán

-Señor, un rescate es como un aborto, nadie quiere verse envuelto, pero si hay que hacerlo no lo hace uno mismo.

"Argo" Ben Affleck

El 4 de noviembre de 1979 una multitud de revolucionarios exaltados invade la embajada de los EEUU en Irán como respuesta a la ayuda que los norteamericanos le están prestando a su exiliado emperador, haciendo rehenes a todos los empleados (cincuenta personas en total) menos a seis que logran escapar y refugiarse en la casa del embajador canadiense sin que nadie lo sepa.

Al conocer la situación de sus seis compatriotas el gobierno estadounidense se pone manos a la obra para idear una forma de sacarlos de Irán antes de que les encuentren, haciéndose cargo de la misión Tony Méndez, un especialista de la CIA en rescates. Su plan consiste en viajar a Irán simulando ser un productor de cine en busca de exteriores para grabar "Argo" (una peli de ciencia ficción tipo "Star Wars") y regresar con los seis fugados haciéndoles pasar por el equipo, o sea, el director, el cámara, la guionista...

Para que todo resulte creíble Méndez contará con ayuda de gente de Hollywood, que harán que todo parezca real, con posters, guión y hasta artículos de prensa anunciando el rodaje, pero la misión será tremendamente difícil debido a las dudas de los seis empleados, las extremas medidas de seguridad de los aeropuertos y los problemas que presentarán a última hora los superiores de Tony.

"Argo" es una película prácticamente redonda. Desde el principio muestra con gran realismo los acontecimientos (la toma de la embajada es acojonante en varios sentidos), pero dejando a un lado la estupenda ambientación consigue atrapar al espectador en todo momento, como si fuera un calamar gigante. 
Iba a poner una anaconda, pero luego he pensado que sería incluso peor ser atrapada por un calamar gigante, lo que conllevaría estar bajo el agua, añadiéndole todavía más angustia a la situación. Porque fuera del agua no me podría atrapar un calamar, a no ser que me cayese del cielo desde un avión que transporta calamares gigantes y se les ha abierto la escotilla, cosa muy complicada. También podría ser una especie de calamar capaz de respirar fuera del agua, en cuyo caso estamos perdidos todos. Pero sea como sea, coincidiréis conmigo en que comparado con eso, lo de la anaconda no es nada. En fin, sigamos con "Argo".

Desde que asistes a las reuniones para idear un plan la peli es tremendamente entretenida, incluso divertida las escenas en Hollywood gracias a John Goodman y Alan Arkin, pero la intriga y la tensión que se palpan cuando Méndez llega a Irán consiguen que sigas el resto del filme como si fueras uno más del grupo, compartiendo su miedo y ansiedad. Si a eso le añadimos un ritmo casi sin parones (ni en las escenas de despacho), diálogos creíbles y unas estupendas interpretaciones nos queda un filme absorbente y casi perfecto en todo.

-Lo mejor:

·Bryan Cranston y John Goodman. Alan Arkin también está muy bien, pero en algunos momentos su personaje aparece más de lo que me hubiera gustado. Para aliviar la tensión es perfecto, pero creo que deberían haberlo usado con más moderación, como el de John Goodman.

·Todos los del grupo, los seis, están muy bien.

·La atmósfera agobiante, sobre todo en la escena final del aeropuerto.

-Lo peor:

·Ben Affleck. Se supone que está muy afectado, muy concentrado, pero yo le veo inexpresivo, con cara de nada en todas las escenas.

·Las palabras finales de Jimmy Carter debieron escucharse mientras se ven las figuras, no durante las letras.

·Los traductores hicieron lo posible al cambiar el "Argo fuck yourself" por "Argoderse", pero suena tan mal...

-Preguntas:

·¿Se habrá transportado alguna vez calamares gigantes en avión?.

·¿Me atacará una anaconda en el futuro por bocazas?.

Nota: 9


Todos sabéis que este no es un blog de cine convencional, sólo hablo de un estreno al mes y el resto de entradas las dedicó a las pelis que me apetece, sin importarme que tengan varios años o sean malísimas. Eso es porque en realidad me tomé el cine (que me encanta) como una excusa para hacer chistes y seguir escribiendo cosas divertidas para animar al personal, que es en definitiva el motivo por el que estoy en la blogsfera. 
Pero de pronto veo una peli como "Argo" o como "Lo imposible" y me encuentro en una encrucijada.

Por un lado tras ver una peli tan buena siento que tengo que escribir sobre ella en el blog, pero por otro lado sé que no podré hacer ninguna coña sobre el argumento, por ser tan dramático y además verídico, de modo que para no decepcionar a todos los que venís a leerme en busca de un poco de humor hastiados por vuestras miserables vidas me dejo llevar, lo que normalmente deriva en alguna parrafada absurda.

Cuando pasa eso suelo quedarme con la sensación de que he desilusionado tanto a los que queréis hablar de cine como a los que queréis reíros sin más, pero me daré por satisfecha si mi mensaje os ha llegado y tras leerme tenéis claras dos cosas:

1. "Argo" mola.
2. Los calamares gigantes andan al acecho.

miércoles, 15 de mayo de 2013

"ROCK OF AGES". Hannah Montana versus Guns N' Roses

-¿Bailamos?.
-Aquí no hay música.
-Yo tarareo.

"Doce del patíbulo" Robert Aldrich

Una chica de pueblo viaja a Los Angeles en 1987 con el sueño de convertirse en una estrella y nada más llegar conoce a un chico que le conseguirá trabajo como camarera en un famoso local donde actúan bandas de rock. Se enamoran en el acto (aunque les va el rock duro ambos parecen salidos de un capítulo de "Salvados por la campana") pero pese a que su relación va viento en popa romperán repentinamente separando sus caminos.
Ambos acabarán rebajándose, él cantando en un grupo tipo Backstreet Boys y ella bailando en un local de streptease, pero un local de streptease muy light, en plan Disney (de hecho creo que vi de fondo a Bianca de "Los Rescatadores" bailando) pues no enseñan las tetas y todas usan bragas en vez de tanga. Como imaginaréis al final los dos se reconcilian y acaban triunfando en el mundo de la música juntos (se conoce que el guionista vio "La lista de Schindler" y se propuso escribir una peli en la que todo saliera chupi para compensar).

Pero no penséis que "Rock of ages" trata únicamente de estos dos alegres jóvenes. Mientras observamos la evolución de su romance también veremos el cambio existencial de un rockero consagrado interpretado por Tom Cruise, los problemas financieros de Alec Baldwin, dueño del local, y las protestas de Catherine Zeta-Jones, la frígida esposa del alcalde, que pretende cerrar el bar.

Ahora imaginad que estoy en una sala sentada en corro con un grupo de personas, tipo alcohólicos anónimos. Me levanto y digo "Hola, me llamo Beatriz, no me gustan los musicales y soy gilipollas".
Lo primero debo puntualizarlo, sí me gustan algunos musicales, me encanta "Siete novias para siete hermanos" y me molan bastante "Grease" y "Cantando bajo la lluvia", pero son excepciones. 
Lo segundo voy a explicarlo. Y es que había leído sobre la peli, pero, por estúpido que parezca, no pensaba que fuese un musical. Al menos no de este tipo. Veréis, sabía que trataba sobre cantantes de rock, pero imaginaba que las canciones y coreografías se limitarían a los conciertos y ensayos, tipo "Dirty dancing" o "Full Monty". 

Pero no, para nada, "Rock of ages" es de esos musicales en los que la gente se pone a cantar por las calles y te lo deja claro nada más empezar, pues a los cinco minutos (y sin que haya habido ningún diálogo) ya han sonado dos temas y has visto a la prota cantando en un autobús, acompañada por el conductor y el resto de los pasajeros. De hecho, dentro de ese grupo de musicales "Rock of ages" seguramente sea el musical más musical que he visto, pues a veces entre canción y canción no pasa ni un minuto (eso cuando no empalman dos directamente), hasta tal punto que si eliminas todas las canciones no creo que el resto dure más de veinte minutos (y el metraje total es de dos horas).

Y vale que no me mola el género, pero obviando el tema musical "Rock of ages" sigue siendo un bodrio acojonante. Los protas son tan empalagosos que cuando acabó la peli me había salido una caries, y el personaje de Tom Cruise está colgadísimo y resulta muy cansino.
Además el estilo de la peli resulta confuso al mezclar momentos y diálogos cursis con escenas sexualmente bochornosas, hasta tal punto de no saber si están compensando lo primero con lo segundo o pretenden por momentos hacer una parodia. Al final da lo mismo, porque sea como sea la cosa no tiene gracia y lo único que queda cuando acaba la peli son unos cuantos clásicos del rock destrozados y dolor de culo.

-Lo mejor:

·Hmmm... igual Alec Baldwin y Paul Giamati son lo único salvable. Tom Cruise tampoco lo hace mal, pero su personaje y su actuación habrían ganado mucho si se hubiera quedado en un cameo de cinco minutos.

·Suenan muchas canciones cojonudas, pero claro, para eso me pongo la radio.

-Lo peor:

·Es larga, estúpida y la mayor parte de los personajes resultan odiosos. Además las coreografías son de lo más simple del mundo.

·La relación de los chavales es tópica y está plagada de momentos absurdos, pero destaco cuando (después de marcarse un dúo juntos) ella le pide que le cante algo y él dice que no puede porque tiene miedo escénico.

·Lo de Tom Cruise con la periodista también tiene tela.

-Preguntas:

·Debo admitir que soy un poco borde y por consiguiente algo aguafiestas, así que decidme, si yendo en el autobús una tía se pone a cantar y veis que el conductor y los demás pasajeros le siguen el rollo, ¿os pondríais a cantar también?.

Nota: 0,5


"Rock of ages" me pareció insoportable cuando estaban cantando y horrible cuando no cantaban y si no tuviera un blog de cine la habría quitado a los cuatro minutos, cuando un grupo de putas le hace los coros a la prota por la calle.
Admito que para mí ver a una tía cantando por ahí como si fuera Blancanieves es tan tortuoso como la escena más cruda de "La matanza de Texas", pero francamente dudo que incluso a los amantes del musical les mole "Rock of ages".

miércoles, 8 de mayo de 2013

"SIN RASTRO". Ni Colombo

-Excepcionalmente, está usted superándose a sí mismo, Watson.-dijo Holmes, mientras retiraba su silla y encendía un cigarrillo.

"El sabueso de los Baskerville" Arthur Conan Doyle

En "Sin rastro" Amanda Seyfried da vida a una chica un tanto borde y tensa, como las revisoras de los parquímetros, pero sin uniforme. Veréis, la muchacha fue raptada por un asesino y aunque logró escapar nadie la cree, pues no le llegó a ver la cara y es incapaz de localizar el sitio donde la tuvo retenida, situado en algún lugar de un bosque enorme. Un año más tarde la chica sigue algo paranoica por el asunto pero sus peores temores se harán realidad cuando su hermana desaparece de pronto, igual que Idoia Bilbao.

Amanda acude de inmediato a la policía, pero no la toman en serio porque creen que está un poco perturbadilla (cosa a la que ayuda su imagen, lleva el pelo demasiado largo), de modo que será ella misma quien tendrá que llevar a cabo la investigación más exitosa de la historia (toda la gente con la que se topa tiene información valiosa que darle), que la llevará a enfrentarse al secuestrador más penoso del mundo, todo mientras escapa de los policías más capullos del universo, que no sólo pasan de ayudarla, sino que además se empeñan en detenerla (realmente dan más rabia los polis que el malo).

Así de entrada "Sin rastro" puede parecer el típico telefilme baratero que ponen en la sobremesa del sábado, pero cuando la ves te das cuenta de que es exactamente eso. No llega al grado de patetismo y ridículo de "Sé quién me mató", pero sí que tienen cosas en común, empezando por el parecido de las protas (ambas son tomadas por locas y tienen que investigar por su cuenta) y siguiendo por el surrealismo de la trama. En el filme de hoy no hay toques sobrenaturales como en la peli de Lindsay Lohan, pero eso no quita para que ciertas escenas sean igual de increíbles.

Y aún dejando a parte la milagrosa labor detectivesca de Amanda la película tiene todavía más fallos y cae en todos los tópicos del género. El más gordo y triste es ofrecer al espectador varios sospechosos distintos cuando está claro desde el principio quién es el malo, pero además no faltan los testigos con gran memoria (o que se asoman por la ventana en el momento justo), los flashbacks (muchos sin venir a cuento), ni la conversación telefónica con el malo, concluyendo la peli de la forma más sosa y simple del mundo, como si después de tanto rollo al guionista le hubieran entrado ganas de mear y hubiese tenido que escribir el desenlace deprisa y corriendo.

-Lo mejor:

·Lo mejor es no tomártela en serio, es la única forma de verla. Además no llega a la hora y media.

-Lo peor:

·Ya os he hablado de las prodigiosas pesquisas de la prota, pero en ese aspecto el punto álgido de la peli llega con el tío del patinete, mi ídolo. Se trata de un menda que sencillamente pasaba por la calle y cuando la prota le pregunta por el coche del sospechoso el tío le dice el nombre, apellidos y dirección del dueño. Resulta que el malo va dejando pruebas por todas partes, hablando con todo el mundo, dando información a cualquiera (incluso su número de móvil), de tal manera que la peli más que "Sin rastro" debería titularse "Sigue, que vas bien", pero lo del tío del patín es de esos detalles por los que sabes que una peli es mala. Por esto lo he puesto en "Lo peor", aunque si ves la peli para reírte el tío es lo mejor del filme.

-Preguntas:

·En serio, ¿qué ha sido de Idoia Bilbao?.

Nota: 4


"Sin rastro" es una intriga previsible, sin gracia y bastante torpe (cuando leo que una peli es torpe me imagino la caja del dvd tropezando por los rincones), pero lo cojonudo es que no aburre, porque las idas y venidas de la prota te tienen entretenida aunque no te creas nada. Aún así suspende, es de coña.

miércoles, 1 de mayo de 2013

"IRON MAN III". Me vale

-Ganó el premio de ciencias en octavo al convertir el consolador de su madre en un compact usando un trozo de alambre.

"Mallrats" Kevin Smith

Como es habitual, para promocionar "Iron Man III" han sacado posters individuales de los personajes protagonistas, a parte de éste con todos, el del prota cayendo, que visto así parece que va subiendo de mala leche (es la misma cara de velocidad y furia que pone mi madre cuando oye que está lloviendo y tiene ropa tendida) y éste, que molaría si se viesen las armaduras más de cerca. 
Mi favorito era éste, porque me gusta que salga Iron Man, es decir, en todos los putos posters aparece sin el casco, como para dejar claro que el prota es Robert Downey Jr, y no lo entiendo, en todas las pelis de Batman sale con la máscara en los carteles (y ahí tendría más sentido que le sacasen sin máscara, porque cada dos por tres le interpretaba un actor distinto). 
¿Que por qué he dicho "era"?, pues porque resulta que no es un cartel oficial, lo ha hecho un fan (que oye, sigue molando, pero ya no es lo mismo), así que mi preferido es éste, ya que no puede salir Robert Downey Jr con el casco, que salga el casco, aunque sea sin Robert Downey Jr
Al final, como ya puse ése en la lista de pelis, me he decantado por el de la imagen, que es una versión en rojo del que se está viendo más por ahí. Pero vamos, que no me mola demasiado, la verdad.

Como me he enrollado mucho hablando de los carteles resumiré la trama: Iron Man se enfrenta a un tío muy malo que quiere matarle. Y ya está. No se puede decir que el argumento sea muy original, pero, ¿qué queréis que os diga?. Puedo completar la sinopsis diciendo que el tío destruye su casa y secuestra a su novia y tiene un esbirro chungo y aspiraciones de dominación mundial, pero como veis no hay nada sorprendente en la historia, así que pasaré directamente a comentar mis impresiones.

Lo primero decir que la peli me ha gustado, es entretenida y resulta infinitamente mejor que la segunda parte (que por cierto vi hace poco para refrescar la memoria y fue aún peor de lo que recordaba). Ahora bien, sigue estando bastante lejos de lo que me hubiera gustado ver.

Y es que, como viene siendo habitual en las pelis de Iron Man, Iron Man apenas sale. En la primera peli había una excusa, nos contaban el origen y creación del héroe, y además el Tony Stark de Robert Downey Jr era tan molón que incluso cuando no aparecía con la armadura el filme seguía estando de puta madre. En la segunda prácticamente no aparece Iron Man tres minutos seguidos hasta la escena final, y en esta tercera parte ocurre tres cuartos de lo mismo.

Así, seguimos las pesquisas de Tony Stark, convertido en una especie de mezcla entre Ethan Hunt y MacGyver, y aunque la peli no aburre y Robert Downey Jr sigue molando, una no para de preguntarse por qué coño no puede hacer eso mismo, pero con la armadura. Por suerte, justo cuando la cosa puede empezar a perder interés vuelve a aparecer la armadura (todas las armaduras en realidad), en una batalla final decente, pero que tampoco deja nada realmente especial y se alarga un pelín demasiado. 
En resumen, mola, pero lo justo.

-Lo mejor:

·La destrucción de la casa.

·Ver los distintos modelos de armaduras en la escena final (supongo que los fans del personaje disfrutarían identificándolas).

·Robert Downey Jr.

-Lo peor:

·Lo del Mandarín es de coña. Durante la primera parte de la peli es indignante y durante el tramo final insultante, consiguiendo que el remedio sea casi peor que la enfermedad. Yo me lo tomé con humor, y como tampoco conocía mucho al personaje no me molestó demasiado, pero realmente es para cabrearse. Para hacer lo que han hecho no necesitaban coger a un villano de Marvel, deberían haber creado un personaje nuevo para la peli y todos tan contentos. 
Por cierto, no lo he mencionado en "Lo mejor", porque tampoco me pareció para tanto, pero echando la vista atrás Guy Pearce encarna al mejor villano de la saga (sin mucho esfuerzo, las cosas como son).

·El momento final de Gwyneth Paltrow.

·El niño es un pelín cansino, y coincide en el tramo más lento de la peli, lo que agrava su efecto.

·La escena con el fan en la furgoneta.

·Los ataques de ansiedad de Tony.

·Inmediatamente después de suponer que su novia ha muerto el prota sigue siendo capaz de hacer bromas. Mira que Gwyneth Paltrow no me cae muy allá, pero hombre...

-Preguntas:

·¿Por qué el niño le pregunta su nombre justo después de leer un periódico en el que sale su nombre y foto en la portada?.

·¿No se suponía que la movida que lleva en el pecho es lo único que podía salvarle la vida?, ¿cómo es que al final le operan tan simplemente como si le quitaran un quiste?.

·Máquina de Guerra era lo mejor (de hecho lo único salvable) de la segunda parte, ¿tanto les costaba sacarle en ésta, aunque fuera un poco?.

·¿Soy la única que no soporta eso de que pongan una escena después de las letras finales?.

Nota: 7


Peor de lo que esperaba, pero mejor de lo que temía.
Voy perdiendo la fe en que algún día hagan la peli de Iron Man que quiero ver, pero para pasar el rato cumple.

Más cosillas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...